08:58
15
jul

Sociedad

Roconolas en Nicaragua: Ecos de jazz, bolero y mambo

Martin Mulligan

* Vieron nacer, proliferar y enterar el acetato. Ahora se adaptan a la era del Mp3

2 Comentarios | Valoración
 5.0 (1 votos) - Votar
Sin InterésPoco InteresanteDe interésMuy interesanteImprescindible
Compartir:
  • Google Bookmarks
  • Menéame
  • Fresqui
  • Del.icio.us
  • Facebook
  • MySpace


Hablar con don Luis López López es remontarnos a la Managua los años 50. Aquella de los inicios de la Sastrería Gómez, la de los primeros tejidos que personalmente hacía con sus camas don Enrique Luna sobre una Avenida Bolívar aún de tierra. Es hablar de los cuarenta coches y caballos de la madre de Julio Martínez o del quinto estreno dedirigido por Cooper y Schoedsack. King Kong

 

Era la Nicaragua del boom algodonero con productos remotos y nostálgicos como el galón de gasolina a dos córdobas, el Ron Santa Cecilia o las primeras producciones de acetato fabricadas por don Juan Navas frente a la antigua Catedral de Managua.

 

Don Luis es un gurú de sus tiempos y sus máquinas, y a sus 85 años, aún entre manuales que consulta de la Henfield School, nos platica de La Roconola en Nicaragua, sus inicios e impacto en la sociedad de la época a partir de su novedosa aparición en los salones cerveceros de Managua.

 

Él junto con su hijo, Octavio López, han visto nacer, proliferar y vivir las crisis del acetato desde sus oficios como técnicos de la afamada Jukebox conocida popularmente en el país como la roconola.

 

 

Originarias de El Salvador

 

Las primeras llegaron de El Salvador, traídas por una familia de apellido Mendoza. Su propietario, trabajaba para la Radiodifusora Bayer, pero con poco interés, pasó el negocio a Miguel Gregorio Hernández, quien diversificó el producto apostando por las Seeburg y Ami, las marcas de roconolas que definitivamente llegarían a todos los rincones del país.

 

Hernández no sólo fue el pionero en traer las roconolas electro-mecánicas desde los Estados Unidos, sino también de suplir los acetatos con música en inglés, los repuestos, las herramientas y manuales para su reparación.

 

Don Luis López trabajó para la Empresa Cervecera de Nicaragua y explica que a inicios de los años 50, la cerveza aún no era muy popular entre la población nicaragüense, por tanto, una de las estrategias de mercadeo fue introducir la roconola en el salón de baile de la cervecería “El Salón de Las Rosas”.

 

Desde ahí la roconola se esparció y constituyó el alma de los bares, cantinas y casas de citas de la época, sin embargo, todos los negocios tuvieron que llegar a acuerdos “discretos” con la Guardia de Somoza para prolongar sus horarios de apertura.    

 

Don Luis apoyó directamente al gerente de esta compañía, al doctor Armando Ríos González,  quien empezó a introducir la roconola y la cerveza en diferentes puntos de Managua. El negocio desde entonces fue otro boom que iría viento en popa por las próximas tres décadas.

 

 

Acetato vs. Mp3


  • Las primeras roconolas electro-mecánicas tocaron por más de dos décadas sólo 24 discos. Luego se aprendió a usar ambas partes del disco y tocar 48 canciones. Al finales de los 70 las roconolas electro-mecánicas llegaron a tocar 200 canciones. Ahora las roconolas Mp3 tienen una capacidad ilimitada aunque normalmente se les almacena aproximadamente 7 mil canciones.
  • Por propósitos comerciales, ningún disco tardaba más de tres minutos en roconola electro-mecánica y la salsa y los mambos presentaron un problema para la industria porque se alargaban hasta 7 minutos.
  • En Nicaragua La Cumbia Chinandegana nunca se tocó completa en roconolas de acetato porque duraba más de tres minutos. Ahora con el Mp3 la canción toca libre y en ocasiones la gente prefiere que sean largas para degustarla y ahorrar dinero.

 

Los Sagrados 

 

  • Desde los años 50, las roconolas casi de manera religiosa tenían que tener temas rancheros de Vicente Fernández y Antonio Aguilar; La Sonora Matancera o solistas como Daniel Santos, Bienvenido Granda o Pérez Prado; los boleros de culto fueron Agustín Lara y Pedro Infante.
  • En ingles se escuchaba a Eddie Fisher con Serenata a la luz de la luna y las orquestas de Benny Goodman, Tommy Dorsey o Artie Shaw con Perfidia; Glen Miller con In The Mood, Calamity, Chattanooga Choo Choo o Bailando en Savoy. También son populares los temas del mexicano Fred MacDonald, con temas como Smile, My Blue Heaven o It have to be you.
  • En los 70-80, coge auge particularmente la música de Camilo Sesto, Mocedades, Leo Dan y más adelante Los Bukis, Juan Gabriel, Los Temerarios o los corridos de Los Broncos y Los Tigres del Norte.
  • Con la roconola Mp3 en la década del 2000 estas máquinas abren paso a la revolución  del reggeatón, la bachata y el rock.

 

La extinción de Seeburg y Ami en los 80´s

 

En los años 80 con el gobierno sandinista, simulando medidas aplicadas en Cuba se prohíbe la importación de discos y repuestos para las roconolas. Y por causas de la devaluación se prescinde de introducirles monedas a las maquinas adaptándoles sólo contadores.

 

Los dueños de roconolas llegan a un acuerdo con los propietarios de locales para que administren personalmente las maquinas, pero esto nunca dio resultado porque los contadores marcaban más que el dinero recaudado. Se conoció como “la crisis de los roconoleros”, quienes en su mayoría se fueron a la quiebra.

 

“Hubo una profunda crisis en el negocio de los roconoleros hasta el extremo de desaparecer, porque los dueños de las cantinas se gastaban los reales,” asegura Octavio López, quien ya ayudaba a su padre en esa época.

 

La Familia López  continúa en el negocio de reparación de roconolas y también ha aprendido a hacer adaptaciones y diseños con los antiguos cajones de música electro-mecánicos que ahora adaptan a Mp3, incluyéndole pantallas para videos.

 

 

Curiosidades en números


1es el caso particular del famoso salón del Barrio San Antonio en los 50´s, que sólo tenía discos de Agustín Lara, y era llamado “El templo de Lara”.

 

4 mil canciones tocaban a la semana cada roconola electro-mecánicas. Estás máquinas siempre estuvieron más actualizadas que las emisoras radiales.  

 

25 centavos costaba una canción y la máquina no producía más de mil córdobas a la semana, era retirada.

 

4 personalidades en Nicaragua mantienen roconolas de acetato de colección: Wilfredo Navarro, Marvin Gómez, Alejandro Fiallos y Luis Enrique Mejía Godoy.

 

40 años pasaron para la aparición del transistor, hasta entonces las roconolas en los años 70 pasaron de la electró-mecánica al digital. La popularidad de la roconola se

disparó todos esos años por falta de otros medios que reprodujeran música.

 

10 fueron los lugares llamados Salones Scan que le dieron auge a la cultura de la roconola con la ceveza. 

 

2003 La Compañía Centroamericana de Entretenimiento (CCE) y una sociedad anónima mexicana empiezan a introducir la roconola Mp3.

 

2010 En la actualidad el negocio de las roconolas prolifera en bares aledaños a universidades, paradas de buses, restaurantes y mercados. Con la nueva tecnología ha recuperado relativamente el auge que alcanzó en sus inicios.

 

 

 

 

 

 


Comentarios - 2

Página 1 de 1

  • 1 | Mario - 17-07-2010 - 09:16:50h
    Es un elemento esencial y muy interesante para un negocio.
  • 2 | Rossana - 15-07-2010 - 23:20:32h
    bueno el artículo, sería genial volver a los tiempos del acetato.
Página 1 de 1

CAPTCHA ImageRecargar Imagen Código de verificación


Normas de uso:

Estos comentarios están sujetos a moderación.

Tu comentario será publicado en la mayor brevedad posible.